Las diferentes variables meteorológicas tienen sin duda un impacto directo sobre muchas de las actividades que realizamos a diario, ya sea en el ámbito agrícola, industrial, o incluso al interior de nuestros domicilios y lugares de trabajo, razón por la cual el uso de estaciones meteorológicas se ha masificado. En éste artículo te ofrecemos una breve clasificación de estos equipos y entregamos algunos consejos prácticos que te ayudarán a elegir la estación que mejor se adapte a tus necesidades.

Estación Meteorológica es la instalación de un aparato, o conjunto de instrumentos para medir y registrar a intervalos regulares diversas variables meteorológicas tales como temperatura y humedad ambiental, presión atmosférica, precipitaciones, dirección y velocidad del viento por citar algunas. Por lo tanto un punto de partida para elegir una estación meteorológica es preguntarnos ¿qué variables necesito conocer?, ya que efectivamente las estaciones meteorológicas que ofrece el mercado, y en especial Veto, poseen diferentes capacidades de medida y registro, y adicionalmente pueden incluir una serie de funciones asociadas. En este sentido es útil que nos formulemos entonces una segunda pregunta ¿de acuerdo a mi necesidad, con qué funciones necesito contar?. Definidas las variables que necesitamos conocer y las funciones que deseamos que nuestra estación cumpla, estamos en condiciones para elegir el equipo más adecuado.

Estaciones meteorológicas más comunes:

Analógica: Si lo que Ud. necesita es solo conocer la presión atmosférica, temperatura y humedad ambiental del momento, este tipo de estación es suficiente. Dado que funcionan analógicamente (indican la medición mediante esferas de agujas y escalas graduadas) no poseen por tanto registro. Mediante los cambios en la medición de presión atmosférica de las ultimas 24hrs, el usuario puede ver la probabilidad de buen o mal clima.

Digital: Si a Diferencia del caso anterior, Ud. necesita que estas variabes queden registradas para tener una visión de más largo plazo y elaborar predicciones meteorológicas,  entonces debe pensar en una estación digital, algunas pueden tener incorporadas algoritmos de pronóstico del tiempo.

Profesional: Estas estaciones no solo incorporan un número mayor de variables meteorológicas, sino que además permiten efectuar funciones más complejas, tales como monitoreo y análisis, predicciones de mas largo plazo y presentar informes en formatos gráficos para realizar comparaciones. 

Portátil: Si lo que necesita es medir las condiciones meteorológicas presentes en los diferentes lugares a los que se desplaza, ésta estación meteorológica está diseñada específicamente para ser fácilmente transportada, opera generalmente mediante baterías y/o a través de un panel solar.

Automática: estación meteorológica diseñada para evitar la necesidad de atención humana permanente, con el fin realizar estudios meteorológicos en áreas remotas o inhóspitas. Hoy gracias a las nuevas tecnologías de paneles solares, generadores eólicos, comunicación GPRS y otros tipos de comunicaciones inalámbricas, este tipo de estaciones pueden ser instaladas en lugares donde no está exista electricidad. Pueden transmitir los datos en tiempo real o almacenarlos para posterior recuperación y análisis.

Agrometeorológica: Estas estaciones han sido diseñadas para medir una gran cantidad de variables que afectan la producción agrícola: temperatura, humedad, radiación solar, punto de rocío, lluvia caída, velocidad y dirección del viento. Adicionalmente se le pueden incorporar opcionales para medir temperatura y humedad del suelo, dióxido de carbono, y luz PAR entre otras. Destaca en estos equipos, que dependiendo el software que se les asocie, pueden entregarnos alertas cuando se han reunido las condiciones climatológicas que facilitan la aparición de determinadas enfermedades en los cultivos, permitiéndonos de éste modo tomar acciones preventivas.

La caseta meteorológica

Si en lugar de tener un solo equipo que realice todas las mediciones funciones, tenemos varios instrumentos que las hacen separadamente (anemómetro, higrómetro y termómetro ambiental, barómetro., etc.), es conveniente pensar en una “caseta meteorológica”, la que también debe ser escogida adecuadamente para que pueda contener los instrumentos necesarios para hacer las mediciones de los parámetros básicos y fenómenos atmosféricos que se utilizan para un registro meteorológico, dicha estructura cumple la función de proteger los instrumentos instalados en su interior de la acción directa del sol y otros fenómenos atmosféricos que puedan alterar los resultados ya que pueden dañar los instrumentos de medición.

Consideraciones 

– Debe estar provista de un sistema de anclaje al suelo

– Debe tener una altura superior a 1,20 m

– Debe tener un sistema de celosía doble para permitir un buen flujo de aire sin que ingrese la lluvia o que el Sol afecte las mediciones

– La puerta por donde se tiene acceso a los instrumentos de medición tiene que estar orientada hacia el norte

– La caseta debe instalarse en un lugar abierto, es decir que no esté protegida por edificios u otros obstáculos, con el fin de evitar errores en los algunos datos meteorológicos medidos.

Consejos para la comprar una estación meteorológica

Como hemos visto, dada la diversidad de posibilidades existentes, una adecuada elección requiere definir antes el uso que haremos de ella, determinar los datos meteorológicos que deseamos medir, y las funciones con que deseamos contar en nuestra estación.

No necesariamente una estación digital o profesional es la más adecuada ya que una cantidad excesiva de información puede resultar difícil de manejar y analizar, sobre todo cuando no toda la información es del interés del usuario.

En el caso particular de los usos agrícolas debemos considerar las características geográficas del terreno. Un relieve parejo significa que las condiciones no van a variar significativamente en varios kilómetros, por lo que tener solo una estación meteorológica puede ser suficiente. En cambio si estamos ante un relieve irregular, con elevaciones o cercano a flujos de agua importantes, las variables climatológicas pueden tener diferencias entre un punto y otro aun en un terreno acotado. Por ejemplo, en los cultivos que se realizan en terraza, la temperatura y humedad pueden diferir notoriamente entre los puntos altos y bajos del terreno, en tales casos lo apropiado es instalar más de una estación meteorológica, siendo sugerible contar con la ayuda de un ingeniero agrónomo que nos asista en determinar cuantas estaciones adquirir y donde ubicarlas para obtener mediciones óptimas y representativas.

Tags: , ,