La iluminación es uno de los factores más importante dentro del acondicionamiento ergonómico tanto de nuestro puesto de trabajo como de otros espacios de tránsito o de estar. La deficiencia de este elemento puede producirnos fatiga visual, disminuir nuestro rendimiento, aumentar las posibilidades de error en lo que hacemos o incluso afectar nuestro estado de ánimo. En este artículo revisamos algunos conceptos claves de este tema.

Dentro de un conjunto amplio de factores ambientales que pueden afectar el trabajo, el confort visual es uno de los más importantes, ya que permite crear condiciones que potencian la concentración y la seguridad, elementos que se traducirán en mayores niveles de productividad y disminuirán al mismo tiempo las tasas de error y de accidentabilidad, razones suficientes para que los prevencionistas de riesgo se preocupen por contar con adecuados niveles de iluminación. 

Sin embargo cuando entramos a profundizar en este tema, comienzan a aparecer una serie de conceptos y unidades de medida que pueden confundirnos fácilmente: lumen, lux, candela, nivel de iluminación, luminancia, etc. por lo que es conveniente clarificarlos: 

Flujo luminoso: Corresponde a la cantidad de energía luminosa que emite una fuente cualquiera y cuya unidad de medida es el lumen (Lm). Una ampolleta fluorescente puede emitir por ejemplo unos 4.000 Lm, mientras que la luz solar que entra por una ventana puede estar en un rango de 2.000 y 20.000 Lm. 

Intensidad luminosa: Corresponde al flujo luminoso por unidad de ángulo sólido en una dirección concreta. Dicho de una forma más sencilla, podríamos decir que es el flujo de luminosidad proyecta en forma de haz de luz, por ejemplo el cono de luz que proyecta una lámpara. Esta intensidad es medida en unidades llamadas Candela (Cd). 

Nivel de iluminación: Conocida también con el nombre de “iluminancia” corresponde al flujo luminoso que recibe una superficie, siendo por tanto la más importante ya que incide directamente sobre los elementos con que trabajamos (el escritorio, un quirófano, una maquinaria, etc.). El nivel de iluminación se mide en lux (Lx), donde el Lux es igual a la cantidad de unidades lumen (flujo luminoso) por metro cuadrado (Lx=Lm/m²). 

Luminancia: También se le conoce como brillo fotométrico, corresponde a la intensidad luminosa por unidad de superficie aparente de una fuente de luz primaria (que produce luz) o secundaria (que refleja luz), dicho de otro modo, corresponde a la cantidad de luz que una superficie nos refleja. Se mide en unidades candela por metro cuadrado (Cd/m²). 

Deslumbramiento: Está relacionado con el término anterior, hace referencia a los brillos excesivos producidos por una visón directa de una fuente de luz o por el excesivo reflejo de una superficie. Este efecto es notoriamente molesto, y debemos evitarlo colocando luminarias y accesorios que impidan que la luz llegue directamente a nuestros ojos, y prefiriendo muebles y elementos con terminación más opaca o mate, es decir, que disminuyan los niveles de luminancia. 

Luz cálida, fría y neutra

Otro conjunto de términos utilizado frecuentemente tiene que ver con el tipo de luz que vamos a implementar en nuestros espacios de trabajo o de estar, donde podemos optar por tonalidades frías, cálidas y neutras. Estos términos hacen referencia a la temperatura de la luz, los cuales se miden en grados Kelvin, y aunque existe una amplia gama de tonalidades, las más utilizadas son estas tres. 

La luz cálida posee una mejor capacidad de reproducción cromática (que se conoce como índice ICR), es decir, refleja los colores de forma más exacta. Se aplica con mayor frecuencia en el hogar y espacios de estar, ya que propicia el reposo y la tranquilidad. 

Los expertos recomiendan que para ambientes como el comercio, talleres, oficinas o bodegas, la luz posea un ICR más bien bajo, es decir, recomiendan optar por luces frías, ya que estas reproducirán los colores con menos intensidad, produciendo por tanto menos distracciones e incentivando la actividad cerebral. 

Finalmente la luz neutra, es como de suponer, un tipo de luz intermedio entre la luz cálida y la fría, se caracteriza por su tonalidad blanca, sin derivaciones de tonalidad, por lo que es altamente recomendable para oficinas o actividades donde se requiere una observación en detalle.

Niveles de iluminación por tipo de recinto

Existes diferentes fuentes que nos pueden dar indicaciones sobre los niveles de iluminación  que debemos mantener en cada tipo de recinto, algunas estas fuentes lo hacen bajo el carácter de recomendación y otras, con carácter de condición legal, pasemos a revisarlos:

Desde el punto de vista legal, el Decreto Supremo 594 promulgado el 15 de Septiembre de 1999 es el que establece el reglamento por el cual se fijan las condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo, es decir, tiene una aplicación que se circunscribe únicamente al ámbito laboral. En su artículo 103 establece el valor mínimo de  la iluminación promedio por tipo de recinto:

Lugar o faenaIluminaciòn expresada en lux (Lx)
Pasillos, bodegas, salas de descanso, comedores, servicios higiénicos, salas de trabajo con iluminación suplementaria sobre cada máquina o faena, salas donde se efectúen trabajos que no exigen discriminación de detalles finos o donde hay suficiente contraste.150
Trabajo prolongado con requerimiento moderado sobre la visión, trabajo mecánico con cierta discriminación de detalles, moldes en fundiciones y trabajos similares.300
Trabajo con pocos contrastes, lectura continuada en tipo pequeño, trabajo mecánico que exige discriminación de detalles finos, maquinarias, herramientas, cajistas de imprenta, monotipias y trabajos similares.500
Laboratorios, salas de consulta y de procedimientos de diagnóstico y salas de esterilización.500 a 700
Costura y trabajo de aguja, revisión prolija de artículos, corte y trazado.1.000
Trabajo prolongado con discriminación de detalles finos, montaje y revisión de artículos con detalles pequeños y poco contraste, relojería, operaciones textiles sobre género oscuro y trabajos similares.1.500 a 2.000
Sillas dentales y mesas de autopsias.5.000
Mesa quirúrgica.20.000

Por otra parte, la NCH elec 4/2003 de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles establece una serie de condiciones para instalaciones de consumo de baja tensión, abarcando aspectos relativos al alumbrado, documento en el que establece también niveles mínimos de iluminación por tipo de recinto:

Tipo localIluminación Lux (Lx)
Auditorios300
Bancos500
Bodega150
Bibliotecas públicas400
Cacinos, restoranes, cocinas300
Comedores150
Fábricas en general300
Imprentas500
Laboratorios500
Laboratorios de instrumentación700
Naves de máquinas herramientas300
Oficinas en general400
Pasillos50
Salas de trabajo con iluminaciónsuplementaria150
Salas de dibujo profesional500
Salas de tableros eléctricos300
Subestaciones300
Salas de Venta300
Talleres de servicio, reparaciones200
Vestuarios industriales100

Finalmente, desde un punto de vista más arquitectónico, se recomiendan los siguientes niveles de iluminación dentro de un hogar:

Equipos de medición

El instrumento que nos permite medir los niveles de luz presentes en un lugar es el “luxómetro”, el cual utiliza una célula fotoeléctrica sensible a la luz generando impulsos eléctricos que son interpretados y representados como medición. El mercado dispone de una amplia variedad de estos equipos, algunos de los cuales tienen una amplia capacidad para registrar mediciones, aspecto sumamente práctico cuando se deben realizar labores de inspección. Además es importante considerar al momento de adquirir uno de estos equipos el tipo de luz que queremos medir, ya que existen luxómetros para luz normal y otros para luz LED.

Luxómetros disponibles en Veto

Conoce los luxómetros que en Veto tenemos para ti haciendo click  AQUI

Tags: , , , ,