Entre el 01 de Mayo y el 31 de Agosto de 2018 rige una normativa que prohíbe el uso de leña en las 32 comunas del Gran Santiago, a las cuales se suman Puente Alto y San Bernardo. Lo anterior corresponde a un esfuerzo de las autoridades por mejorar la calidad del aire en los meses de invierno, esfuerzo que se traduce también en campañas y programas que buscan una mayor calidad de la leña en otras regiones del país. En este sentido, existe coincidencia entre los distintos sectores que el uso de leña seca es clave para la solución del problema.

¿Qué ventajas ofrece el uso de leña seca en relación a la leña húmeda?

La principal diferencia entre el uso de leña seca y leña húmeda, es que en esta última la combustión resultante es incompleta, ya que la energía se concentra en el consumo de la humedad contenida en la madera y no en una plena combustión de la madera, arrojando por tanto mayor cantidad de humo, es decir, mayor cantidad de material particulado fino a la atmósfera.

Por otro lado, dado que es la combustión de la madera lo que genera calor, las personas que utilizan leña húmeda pueden llegar a necesitar hasta el doble de leña para generar el mismo calor en relación a quienes lo hacen con leña seca.  Dicho en términos simples, el uso de leña seca es más eficiente, porque contamina menos, y calefacciona mejor, de allí que las autoridades enfatizan su uso.

¿Cómo elegir la leña apropiada?

De acuerdo a lo que hemos señalado, Ud. siempre debe optar por leña seca. Conforme a los parámetros establecidos en nuestro país, entendemos por leña seca aquella que presenta menos de un 25% de humedad. Si Ud. Es un consumidor final de leña y la adquiere para la calefacción de su hogar, puede reconocer la leña seca por las siguientes características:

– En relación a la leña húmeda, es más liviana

– No presenta manchas blancas ni grises

– Corteza semi desprendible

– Posee grietas visibles a simple vista

– Es de color opaco

En este punto es importante también precisar que la capacidad calórica de la leña depende también de su origen, existiendo tres tipos de leñas:

Leñas duras: son provenientes de especies como la encina, roble, haya, naranjo, algarrobo, almendro y olivo. Estas leñas se caracterizan por una gran capacidad de generación de calor con brasas más consistentes y mayor tiempo de combustión. 

Leñas blandas: pino, abeto, acacia, cerezo, álamo, sauce, y otras especies de árboles frutales o crecimiento rápido.   Son consideradas leña de mala calidad ya que ofrecen una potencia calórica bastante menor a las anteriores, pero tienen la ventaja de un encendido más rápido. Si Ud. Utiliza este tipo de leña, es recomendable mezclarla con leñas más duras para obtener una mejor brasa.

¿Qué señala la legislación vigente sobre el uso de la leña?

En Chile la leña no está regulada como combustible sólido, razón por la cual nuestra legislación no contempla una serie de variables que ayudarían al control de su producción, distribución, calidad, precio y certificación entre otras materias, recién para el año 2019 se espera avanzar en esta regulación.  Sin embargo existe la Resolución 13 Exenta, del Ministerio de Energía, y cuya última modificación, al cierre de éste artículo, data del 14 de Junio de 2018. En ella se establece la Tabla de conversión de energía de la leña, que indica la energía calórica que aporta cada tipo de leña, los porcentajes de humedad y los distintos formatos de venta.

A continuación la Tabla:

Fuente: Biblioteca de Congreso Nacional de Chile. Fecha de consulta: 28 de Junio de 2018.

Consulte el documento ortiginal  AQUI

¿Qué función cumplen los higrómetros para madera?

Si bien desde el punto de vista del consumidor final se puede distinguir la madera seca conforme a las pautas señaladas anteriormente, si Ud. es un productor o distribuidor de leña, debe tener presente que la única forma de determinar con certeza el contenido de humedad  de la madera, es mediante un higrómetro para madera, y cuyo uso es recomendable ya que las fiscalizaciones que realizan las autoridades se hacen con estos instrumentos.

En el mercado existe actualmente una amplia oferta de higrómetros para madera, y es probable que Ud. Haya detectado diferencias de precios importantes entre unos y otros. Esta diferencia no es accidental, y es determinante para que Ud. se asegure que su producto cumple con la legislación vigente.

Los higrómetros llamados “económicos” realizan sus mediciones bajo un standard, es decir, utilizan una escala única de medida. Sin embargo, las maderas ofrecen diferentes grados de densidad de su masa conforme al tipo de especia arbórea de la cual proceden. Dicho esto en términos prácticos, no es lo mismo medir el contenido de humedad en una leña dura que en una leña blanda, y más aún, las escalas de medida entre una especie y otra pueden diferir aun cuando ambas sean leñas duras, o ambas leñas bandas.

Conforme a lo anterior, es vital para su negocio que su higrómetro tenga la capacidad de seleccionar el tipo de madera o especie de origen, ya que ello afectará la medición. Del mismo modo es importante que su equipo sea capaz de ser calibrado periódicamente, con lo cual Ud. se asegurara que su producto cumple con el grado de humedad exigido por la normativa.

En Veto contamos con una amplia variedad en medidores de humedad en madera, tenemos el modelo adecuado a tu necesidad. Para más información de nuestros medidores, Consulta AQU

Tags: , , ,