¿Qué es el polvo en suspensión? ¿Cuáles son las fuentes que las emiten? ¿Podemos medir su presencia? Estas son las preguntas que respondemos en este artículo a meses de la llegada del invierno.

Cuando se habla contaminación del aire, nos referimos con frecuencia a las emisiones de humo de las fábricas, chimeneas, a las restricciones del parque vehicular, o a los riesgos de contraer enfermedades respiratorias como la silicosis por parte de trabajadores que realizan actividades como la construcción o la minería, las que tienen un mayor grado de exposición a la polución. En todos estos elementos existe un factor común: el polvo en suspensión. Definir qué es, cómo afecta nuestra salud, y qué tecnologías existen para poder medir su presencia, son los temas que se abordamos en este artículo.

¿Qué es el polvo en suspensión?

Se le llama genéricamente “polvo”  a las partículas en suspensión, las cuales varían en tamaño y composición química (ello dependiendo de la fuente de origen). Mientras más pequeñas sean estas partículas, mayor será su capacidad para infiltrarse en el organismo humano, especialmente por la vía respiratoria, donde pueden penetrar hasta los pulmones, bloquearlos e impedir la normal circulación del aire y generar diversas patologías, afectando la salud de las personas. Esto ocurre tanto en los ambientes de trabajo como a nivel de contaminación atmosférica, es decir, es algo que finalmente afecta a toda la población. En los incendios forestales de la zona centro y sur del país durante el último verano por ejemplo, tuvimos una gran cantidad de población expuesta a este polvo, es decir se trata de un tema que nos afecta en toda época del año y no sólo en invierno. Es por esta razón que es tan importante controlar las emisiones de estas partículas, que en la mayoría de los casos son originadas por la propia actividad humana.

¿En qué tipo de industrias se encuentra la necesidad de controlar el polvo? 

Las partículas (polvo) están presentes en la mayor parte de las actividades productivas de nuestro país. En la minería extractiva, en las fundiciones de cobre, en la generación termoeléctrica, en la construcción y en la actividad industrial pesada de cualquier tipo (siderúrgicas, refinerías de petróleo, plantas de celulosa, calderas en general, etc.). Hay otras actividades que generan emisiones no sólo por las chimeneas, sino también al interior de los lugares de trabajo, conocidas como emisiones difusas. Otros lugares que pueden considerarse son aquellos con altas densidades de tráfico o uso de maquinarias diesel, por ejemplo, los puertos, aeropuertos, autopistas, túneles, zonas urbanas, etc.

¿Qué criterios se deben tomar en cuenta para elegir una solución para el control del polvo?  

A nivel internacional existen diversas tecnologías de control de partículas, que son específicas para cada tipo de fuentes de emisión, los criterios que se utilizan para su selección dependen de la existencia o no de normativa local (normas de emisión) u otras condiciones como la necesidad de reducir impactos en los trabajadores, de la toxicidad de las  emisiones, de las exigencias que tenga la actividad en el marco de la Evaluación Ambiental, etc. En Chile existen normas que regulan la calidad del aire (MP10 y MP2,5) y normas que regulan ambientes de trabajo en interiores.

¿Qué buenas prácticas y recomendaciones se podrían hacer en torno a esta problemática? 

Como se mencionó, existen estándares que regulan emisiones de partículas en varios sectores, que regulan calidad del aire en ambientes laborales y las más importantes, las normas ambientales mencionadas (MP10 y MP2,5). La primera práctica recomendable a todo nivel es ser capaz de medir estas emisiones en el sector industrial, a partir de eso identificar cuáles son las actividades específicas de la industria que producen las emisiones y luego identificar alternativas de control, tomando como criterio, lograr las mayores reducciones al menor costo posible.

¿En qué consiste la oferta de Veto? 

Nuestra empresa se ha caracterizado por incorporar en su oferta una gran variedad de instrumentos que permiten medir, registrar y controlar variables de todo tipo, entregando así respuesta a las diferentes necesidades de nuestros clientes con productos de gran calidad y alta tecnología. Siguiendo esa línea, Veto incluye en su oferta diferentes productos relacionados con la medición de variables que se relacionan directamente con nuestra seguridad, entre ellos anemómetros, luxómetros, decibelímetros, detectores de fuga de gases, medidores de la calidad del aire y recientemente, ha incorporado un Contador Portátil de Partículas en Suspensión, el cual permite medir en tiempo real y en forma precisa la concentración de partículas en suspensión, provenientes de fuentes fijas o móviles tales como automóviles, centrales eléctricas, incineradores de basura, hornos, estufas a leña, fábricas, molinos, quemas agrícolas, etc.  Mide simultáneamente las partículas agrupadas en 6 categorías diferentes según su tamaño PM (0.3 ; 0.5 ; 1.0 ; 2.5 ; 5 y 10) permitiendo además realizar otras mediciones para complementar la información recogida.  

¿Qué otras características del Medidor de Partículas son destacables? 

El Contador de Partículas que Veto introduce al mercado nacional, es el único que incorpora la opción de tomar fotografías y videos del lugar en donde se realiza la medición, cuenta con una pantalla LCD de 320 x 240 pixeles.  Posee además una memoria interna de 74MB e incorpora la posibilidad de agregar adicionalmente una memoria micro SD de hasta 8GB.  Su memoria interna permite almacenar 5000 muestras (fecha, hora, recuentos, humedad y  temperatura ambiental, volúmenes de muestra y etiqueta de localización). Registra además valores mínimos, máximos, promedios asociados a una fecha y hora. Calcula también punto de rocío y bulbo húmedo, esto orientado a la eficiencia energética y las aplicaciones de protección del medio ambiente. Mediante un software, el cual se incluye, permite al usuario generar informes basados en los registros de datos, imágenes y video.  Todo lo anterior nos señala que éste instrumento que Veto ofrece al mercado nacional es una solución que satisface ampliamente todos los requerimientos para medir la presencia de polvo en suspensión, tanto en actividades productivas que generen partículas como en ambientes hostiles de trabajo donde la existencia de polvo sea parte del entorno. Para mayor información de éste producto, sugerimos visitar el sitio web de Veto, código de producto D9302622

Tags: , ,