Cuando se abordan temas relacionados con la electricidad muchas personas, particularmente aquellas que no tienen estudios formales en la disciplina,  suelen confundir los conceptos de corriente y voltaje,  aplicándolos indistintamente. Aunque estos términos están estrechamente relacionados y son interdependientes entre sí, tienen significados distintos. Por esta razón hemos seleccionado esta consulta para este mes.

Para abordar este tema de la forma más conveniente y fácil de entender, partiremos por el elemento más básico: la electricidad. 

Como sabemos, la electricidad está presente en nuestro entorno, ya sea en forma natural (rayos, electricidad estática)  o artificial (luz eléctrica, telefonía, artefactos, etc.). Pues bien, todos ellos están utilizando el movimiento de los electrones para energizarse, es decir, el movimiento de los electrones es la fuente de poder que moviliza a todos estos elementos. De acuerdo con esta idea, podemos definir la electricidad como un flujo de electrones que se desplaza a través de un medio que sea capaz de contenerlos y hacerlos circular. Llevado a un terreno práctico, por ejemplo una instalación eléctrica, este conductor será por excelencia el cable eléctrico, generalmente de cobre u otro material similar. 

Teniendo este primer concepto claro, podemos avanzar hacia los conceptos de corriente, voltaje y resistencia.

Corriente: Definimos la corriente como el flujo o cantidad de electrones que circulan por un conductor (algún material) por unidad de tiempo (segundos usualmente). Estos electrones deben pasar por un conductor eléctrico para producir una carga. La corriente se mide en amperes (se puede medir con un amperímetro). 

Para entender mejor este concepto, podemos comparar la corriente con el flujo de agua que fluye a través de la manguera desde un estanque, mientras más alta sea la presión, más alto será el flujo de agua que transite por la manguera. Además podríamos medir el volumen de agua que fluye a través de la manguera durante un cierto periodo de tiempo. Con la electricidad ocurre lo mismo, tenemos un flujo de electrones que circula a través de la manguera impulsados por una presión, y podemos medir además la carga eléctrica que fluye por segundo en un punto dado, la que como hemos dicho, se mide en amperes. 

Es importante además distinguir que dos tipos de corrientes, la corriente continua, que se da cuando los electrones fluyen sin cambiar de sentido (baterías, paneles solares, etc.) y la corriente alterna, es en el que la dirección de los electrones cambia constantemente.

Voltaje: Definimos el voltaje como diferencia de potencial eléctrico entre dos puntos. En otras palabras, es la energía que se requiere para mover un electrón de un punto a otro. También puede recibir el nombre de tensión eléctrica y se refiere a la presión capaz de empujar a los electrones a lo largo de un circuito. La unidad del voltaje es el voltio (se puede medir con un voltímetro).

Si volvemos al ejemplo anterior de la manguera de agua, donde la corriente correspondía al flujo de agua, el voltaje es la presión que hace fluir el agua dentro de la manguera.

Sin embargo, nos falta aún entender un elemento adicional con el cual podremos completar los conocimientos básicos para entender y utilizar la electricidad. 

Resistencia: Definimos la resistencia (R) como la oposición que encuentra la corriente a su paso por un circuito eléctrico cerrado, atenuando o frenando el libre flujo de circulación de las cargas eléctricas o electrones. La resistencia se mide en unidades de medida llamadas ohmio (Ω).

Si continuamos con el ejemplo de la manguera con agua, la resistencia podría estar representada por aquel punto en donde la manguera es más estrecha, dificultando u oponiéndose al paso del agua, impidiendo que esta continué con el mismo flujo por ese punto y requiriendo mayor presión para pasar.

En resumen, la analogía de la manguera de agua en relación a estos conceptos queda de la siguiente forma:

  Cantidad de agua : Carga eléctrica
  Flujo : Corriente
  Presión : Voltaje
  Ancho de la manguera : Resistencia

Como podemos ver, estos tres elementos, corriente, voltaje y resistencia, si bien están estrechamente relacionados, son diferentes. La imagen siguiente gráfica muy bien la diferencia entre estos conceptos:

La relación entre corriente, voltaje y resistencia se expresa por la ley de Ohm, la cual señala que la corriente que fluye en un circuito es directamente proporcionar al voltaje aplicado e inversamente proporcional a la resistencia del circuito, siempre que la temperatura se mantenga constante.

Ley de Ohm:        Corriente (I) = Voltaje (V) / Resistencia (R)

Si necesitas medir corriente, voltaje, resistencia y otras variables eléctricas, te recomendamos que visites nuestra oferta en multímetros haciendo click AQUI

Tags: , , , , ,